Parte común de todo ciclo empresarial es la necesidad del flujo financiero que permita el cumplimiento de nuestras obligaciones con los empleados, con Hacienda y Seguridad Social , proveedores y bancos.

Para ello es clave la tesorería a corto a través de nuestra facturación a clientes y la seguridad de cobro de los mismos.

El análisis de la empresa permitirá hacer una estimación de acciones para una mejor estructura financiera.

Las acciones podrán ser presentadas y o renegociadas con

PROVEEDORES
BANCOS
OTRAS INSTITUCIONES