En la situación actual del mercado en cuanto a reducción de personal y costes estructurales, los procesos y/o los sistemas se tienen que ajustar al equipo existente.

¿Cuáles?
¿Cómo?
¿De qué forma?
¿Quién lo controla?

Estas y preguntas similares son habituales cuando planificamos un proceso de restructuración.

Nuestra función es ayudarles a tomar estas decisiones para que no se vea afectada la productividad de la empresa. le ofrecemos participar activamente antes o después en la toma de decisiones de restructuración , mediante la visión objetiva mostrada por un tercero independiente, en la perspectiva de buscar la mejor solución, acompañada con la funcionalidad y el valor añadido que ofrecen los servicios informáticos.

LLámenos y vemos conjuntamente la forma de colaboración.